info@elerniam.com | Tel. 93 220 89 96

Los entornos virtuales y la planificación del aprendizaje colaborativo.

En Elerniam siempre hablamos del e-learning y de los entornos virtuales, porque ya sabéis que nos encantan aquellos espacios donde las nuevas tecnologías sirven de herramienta, medio y soporte para unir al estudiante, el asesor, los contenidos educativos e-learning, la evaluación y los medios de información y comunicación. Por tanto, como podéis apreciar, los entornos virtuales estarían integrados en el e-learning.

Hoy venimos a hablaros de la importancia de la planificación del aprendizaje colaborativo en los entornos virtuales, puesto que una mala planificación puede contribuir a una pérdida de tiempo para los alumnos. ¿Qué significa el aprendizaje colaborativo? Muy sencillo: se trata del trabajo que realizan dos o más estudiantes de forma conjunta para interpretar, buscar soluciones, crear un producto, comprender o dar significado a su aprendizaje.

Ahora que ya hemos aclarado todos los conceptos, pasemos a los aspectos más importantes de la planificación del aprendizaje colaborativo en entornos virtuales:

  • Tener en cuenta las competencias y los objetivos para poder tomar decisiones sobre la metodología. Se debe de establecer relación entre el método, los objetivos y las competencias (tanto las genéricas, como las transversales como las propias de la asignatura).
  • Seleccionar adecuadamente la metodología y el tiempo de la tarea. De hecho, se estima que las mejores tareas para el trabajo colaborativo son la resolución de problemas, la elaboración de proyecto o interacción entre discusiones. A todo ello se destaca el papel del tutor como guía y mediador.
  • Generar los recursos necesarios para comunicar a los alumnos el modelo de colaboración, las fases de trabajo y los objetivos pedagógicos. Elaborar guiones de colaboración puede facilitar el trabajo de los alumnos acerca de la formación, la interacción y la colaboración del grupo en torno a la tarea o problema.
  • Decidir las características de los grupos de trabajo y definir los procesos de formaciones de los grupos. No debemos olvidar la duración estimada de la agrupación ni el número de integrantes por grupo. Se recomienda crear grupos de 5 personas.

Como veis, cuando generemos entornos virtuales de aprendizaje (así como cuando creemos contenidos e-learning para ser expuesto en estos entornos) no debemos de perder de vista nunca los puntos planteados anteriormente si queremos crear un trabajo colaborativo pedagógicamente potente. No debemos de centrarnos únicamente en generar contenidos que sean SCORM. Tenemos que dirigir nuestra atención a la planificación del aprendizaje.

A partir de ahora, ¡ya sabéis qué pasos seguir para poder planificar el trabajo colaborativo de vuestros entornos virtuales! En caso de que dudéis en la elaboración de estos, no dudéis en poneros en contacto con nosotros, ¡ya sabéis que en Elerniam estaremos encantados de ayudaros!

Referencias bibliográficas: Hernández, N., González, M. y Muñoz, P. (2014). La planificación del aprendizaje colaborativo en entornos virtuales. En: Aguaded-Gómez, J. I. (Ed.), Comunicar. Revista científica de comunicación y educación, 42, p. 25-33.